martes, 22 de noviembre de 2016

El conflicto de la Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC) parece no tener una solució



El conflicto de la Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC) parece no tener una solución a la vista, a más de cinco años de la ruptura dirigencial.

En marzo de 2011, las facciones a la cabeza de Jhonny Villarroel y Edwin Guarayo se dividieron y, desde entonces, ambas buscan el reconocimiento pleno.

Actualmente, existen procesos legales y pugnas por el reconocimiento definitivo como la verdadera AFC.

Durante una audiencia preliminar en un proceso civil de reivindicación por los predios de la calle Ecuador, la pasada semana, la juez encargada del caso convocó a las partes para tratar de arribar a una conciliación, empero no se pudo llegar a ponerle punto final al tema.

"Nuestra asociación, dentro del marco de su política institucional, abrió la posibilidad a que exista un acercamiento y conciliación, pero Jhonny Villarroel, a través de su abogado, rechazó esta posibilidad de acercamiento. Esto nos muestra la decisión que tiene este grupo", relató Rolando Aramayo, titular de la AFC reconocida por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

El predio de la AFC en la calle Ecuador se encuentra en poder de la asociación de Villarroel, aquella que no goza de reconocimiento por parte de la FBF, pero sí del Servicio Departamental del Deporte (Sedede).

Por su parte, John Maldonado, secretario general de la sección Aficionados de la AFC no reconocida, sostuvo que ellos se encuentran con la apertura de negociar y conciliar con la facción de Aramayo, empero solicitan una elección con votación universal.

"Les dijimos que vayamos a elecciones, pero hasta el día de hoy no lo hacen. Por algo será que no quieren. Nosotros queremos ir a una elección con voto universal. Cada dueño de club o presidente, no delegado", explicó Maldonado.

Con el problema latente y que cada vez debilita más al fútbol valluno, la división sólo genera un perjuicio que lacera a los clubes y jugadores de fútbol, los principales afectados.



SPORT BOYS

Azkargorta no tendrá bajas en su equipo

Warnes | EL DEBER

El técnico de Sport Boys, Xabier Azkargorta, tiene a disposición al plantel completo para alistar el once titular que enfrentará a Universitario de Sucre, mañana en Warnes en horario por definir, por la decimosexta fecha del Apertura. No hubo lesionados en el empate ante Petrolero en la pasada fecha (0-0), y ahora tienen la premisa de ganar ante los doctos en casa para seguir escalando en la tabla general.

"No hubo jugadores con golpes de consideración, todos llegarán para el partido (ante la ‘U’ de Sucre)", afirmó el médico del plantel, Freddy Illescas. Los últimos trajines no dejaron a ningún futbolista, de los que jugaron, con alguna dolencia o molestia muscular. El DT definirá su once con tranquilidad y tendrá varias opciones en todas sus líneas.

Listos para volver

El lateral derecho Omar Morales, el arquero Silvio Dulcich y el zaguero Marcos Miers están listos para entrenarse con normalidad desde el jueves, según informó el galeno del club. Los tres están descartados para el duelo ante los estudiantiles, pero tampoco estuvieron en el partido en Yacuiba.

Morales se recupera de una contractura muscular en el aductor derecho; mientras que Dulcich arrastra un desgarro en el muslo posterior derecho (hace tres semanas), y Miers se restablece de una lesión de ligamentos colaterales de su rodilla derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada