buscar

viernes, 30 de noviembre de 2007

Simón Bolívar • El cochabambino dirigirá la final de mañana entre Nacional Potosí y Guabirá (15:30)

El cochabambino Óscar Maldonado fue designado oficialmente para dirigir la final de la Copa Simón Bolívar, mañana en el estadio Félix Capriles, entre Nacional Potosí y Guabirá. La Comisión Única de Árbitros de la Federación Boliviana de Fútbol se inclinó ayer por el juez FIFA valluno, quedando descartados Iván Gamboa y Marcelo Ortubé, que eran los otros candidatos.
La dirigencia de ambos clubes se oponía a que Maldonado sea el juez de este crucial partido, que no sólo definirá al campeón de la Copa Simón Bolívar, también premiará con el ascenso a la Liga en reemplazo de Destroyers, que en 2008 volverá a la ACF.
Guabirá proponía a Ortubé y Nacional Potosí a Gamboa; al no haber un acuerdo entre ambos clubes, y para dar fin a las susceptibilidades, la Comisión Única de Árbitros de la FBF nominó a Maldonado y a los tres asistentes que lo acompañarán en el partido. “No hay vuelta atrás, la final la dirigirá Maldonado”, dijo Wilge Lizarazu, presidente de la comisión técnica de la FBF.
Guabirá había observado a Maldonado por el partido que el valluno dirigió en La Paz frente a Mariscal Braun, en la fase semifinal. Según los azucareros, la actuación del cochabambino ‘favoreció’ al cuadro paceño.
Nacional Potosí también opuso férrea resistencia para evitar que Ortubé sea designado en esta final, argumentando que el paceño no se presentó a dirigir la primera final en Montero, ante Guabirá, debido a un problema estomacal. Desde ese momento la dirigencia potosina desconfió del juez mundialista.
Después de tanto tira y afloja, la FBF nominó ayer a Óscar Maldonado y la terna, enteramente cochabambina, no se cambia por ningún motivo, y tampoco habrá sorteo una hora antes del partido como proponía Guabirá.

La final irá por Unitel
El partido entre Guabirá y Nacional Potosí, que definirá al campeón de la Copa Simón Bolívar y al equipo que ascenderá directamente a la Liga, se transmitirá mañana en directo desde Cochabamba a través de la red Unitel.
La misma producción que transmite los encuentros del campeonato de la Liga entrará al aire mañana desde las 15:30, según garantizó Yamile Ibáñez, gerente general de la red televisiva.
El presidente de la Asociación Nacional de Fútbol (ANF), Jorge Justiniano, confirmó que ya hubo un acuerdo verbal con la gente de Unitel y que el contrato quedará sellado hoy al mediodía.
“No es cuestión de generar dinero, lo estamos haciendo porque se trata de un partido bonito, de interés para la gente; pasa por un servicio social, debido a la expectativa que está generando esta final”, manifestó Ibáñez.

Tiro libre

Menacho va de entrada
Martín Menacho será titular mañana en Guabirá ante la ausencia de Elvis Uriona, que será baja por dos amarillas. El ‘Loco’ será el acompañante de Víctor Hugo Angola, según las variantes que ensaya el DT Ricardo Fontana. Pese a los rumores en sentido de que Menacho estaría inhabilitado para jugar, por un tema disciplinario, el atacante cruceño aseguró que sí jugará y, además, hará goles.

Chispas está en espera
Todo apunta a que Freddy Chispas tampoco podrá estar en esta final definitiva. El mediocampista sufre de una lesión en la rodilla y su inclusión está en duda porque aún siente dolor. Hoy habrá una última observación para determinar si está o no en condiciones de jugar.

Andrada, sin misterios
El técnico de Nacional Potosí, Víctor Hugo Andrada, adelantó el mismo onceno titular que el lunes pasado venció (2-0) a Guabirá en la Villa Imperial. “No escondo nada. Como no tengo bajas de ningún tipo vamos a poner el mismo equipo”, dijo. Los potosinos jugarán con Moncayo, Candia, Villarreal, Villada, Demiquel, Andrada, Canalis, Puma, Cabello, García y Montoya.

jueves, 29 de noviembre de 2007

Simón Bolívar • Guabirá y Nacional Potosí no se ponen de acuerdo en quién debe dirigir la final del sábado


La Comisión Única de Árbitros de la FBF anunció ayer que el cochabambino Óscar Maldonado fue designado para dirigir la final de la Copa Simón Bolívar entre Guabirá y Nacional Potosí este sábado en Cochabamba. Sin embargo, esta decisión originó un rechazo total en la dirigencia azucarera, que hoy solicitará a la FBF que haga un cambio, y que se opte por un juez de experiencia en finales y que pueda garantizar el partido.
¿Marcelo Ortubé? El paceño, árbitro FIFA, es el de mayor recorrido en este tipo de duelos, pero los potosinos lo rechazan tajantemente con el argumento de que, para el partido de ida en Montero, estaba designado y no llegó aduciendo problemas de salud (dirigió Hebert Aguilera). Según su presidente, Emilio Alave, Maldonado tampoco es del agrado de la dirigencia, aunque admitió que aún no tienen una decisión definitiva como opción. Ambos clubes quieren evitar cualquier tipo de susceptibilidad.
En Bolivia hay seis árbitros con insignia FIFA, de los cuales tres son cruceños (Juan Carlos Paniagua, Hebert Aguilera y Joaquín Antequera), dos cochabambinos (Óscar Maldonado y Iván Gamboa) y uno de La Paz (Marcelo Ortubé). Para evitar problemas, la comisión prefiere no nominar a ternas que sean de una de las regiones respectivas de los equipos rivales, en este caso de Santa Cruz y Potosí.
Esta situación impide que los jueces cruceños sean tomados en cuenta, lo que deja tres opciones (Maldonado, Ortubé y Gamboa), pero que no tienen el consenso de Guabirá y Nacional Potosí. Los rojos, que no recusan a Maldonado y Gamboa, proponen a Ortubé, pero los potosinos no quieren saber del paceño. “Ortubé no es el indicado”, señaló el presidente de Nacional, que prefiere a Gamboa y si no hay más alternativa a Maldonado.
Por su lado, el titular de Guabirá, Tuffí Aré fue claro en decir que las actuaciones de Maldonado (frente a Mariscal Braun) y Gamboa (el anterior encuentro en Potosí) dejaron mucho que desear y por eso quiere que se garantice la final. “Queremos que dirija el mejor del país. Si no hay acuerdo que haya un sorteo una hora antes”, apuntó.
Hoy se hará una representación oficial ante la FBF y esperan que se tome una decisión cuanto antes. La comisión sugirió la terna, pero la dirigencia federativa la tiene que ratificar.

De taquito

Los Pre - FIFAS a la espera
Si es que no hay consenso entre cruceños y potosinos, en la elección de un árbitro FIFA, entonces se recurrirá a los pre-FIFAS entre los que están Gery Vargas (Oruro), Miguel Rivero (Beni), Peter Guerrero y Johnny Colque (La Paz), Óscar Saucedo y Félix Pinedo (Santa Cruz).

Presentarán un video
Guabirá presentará a la FBF un video de lo que considera un exceso del árbitro en la expulsión del defensor Marco López. Del mismo modo, considera que hubo excesos con las tarjetas amarillas para otros jugadores que estaban en capilla y quedaron al margen de la final del próximo sábado en Cochabamba.

Nada oficial sobre Menacho
No hay nada oficial sobre una sanción contra Martín Menacho, por haber insultado al veedor del encuentro entre Guabirá y Nacional Potosí, Wilge Lizarazu. La dirigencia de los azucareros espera que esa versión sea un rumor y nada más, ya que el ‘Loco’ es muy importante en el conjunto de Ricardo Fontana.

Guabirá - Nacional Potosí

Ortubé, el requerido
Guabirá pide que dirija Marcelo Ortubé (foto), porque confía en que su trayectoria (dirigió en el Mundial 2002) garantizará el desarrollo del encuentro.
Lo ponen en duda
Para los potosinos, Ortubé no da confianza, ya que en el primer partido de la final (en Montero) no se presentó y esa actitud dejó muchas dudas.

Cuestionan a Gamboa
Los rojos reprochan su actuación en el anterior partido, en el cual expulsó a López y amonestó a tres jugadores, dejándolos fuera de la final.
No les molesta
No tuvieron problemas con la actuación de Gamboa en Potosí, por eso es que para Nacional el juez cochabambino es una buena opción.

Maldonado, tampoco
Óscar Maldonado no tiene la confianza de Guabirá, que hoy pedirá su recusación, porque fue localista en el partido con Mariscal Braun en La Paz.
Con poca confianza
Los potosinos no le tienen mucha confianza a Maldonado y no están seguros de su actuación. Hoy tomarán una decisión con respecto al réferí.

Nacional Potosí se va hoy a Cochabamba

EL VIAJE: El viaje del "equipo del pueblo" está programado para las 9:00 horas de hoy, mañana en el estadio " Félix Capriles" cumplirá la sesión más importante de fútbol, en que se definirá el once titular.

El plantel de Nacional Potosí, consciente de sus grandes posibilidades de ganar el título de la Copa "Simón Bolívar" y el ascenso directo a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB), emprenderá viaje hoy a la ciudad de Cochabamba donde el sábado desde las 15:30 enfrentará a Guabirá en la final de finales.
Dentro de los planes del cuerpo técnico a cuya cabeza se encuentra el "Copito" Víctor Hugo Andrada, que mañana efectuará un reconocimiento al campo de juego del estadio "Félix Capriles", ocasión en la que se efectuará la última sesión de fútbol para definir el once titular que buscará el ansiado e histórico ascenso a la Liga. "El campo de juego nos puede favorecer mucho, debido a que tenemos jugadores de buen trato al balón, pero necesitamos hacer un reconocimiento, es por eso que viajamos con anticipación"·, remarcó el "Copito" Andrada.
"Somos conscientes que hasta la fecha no hemos ganado nada y para lograr el objetivo principal falta el paso más importante", remarcó.

No hay bajas
Uno de los puntos a favor que tiene el "equipo del pueblo" es que para el tercer partido frente a Guabirá no tienen bajas. El único que no podrá ser tomado en cuenta es el arquero suplente Romel Mendoza, quién deberá cumplir la suspensión de un partido más, por haber sido expulsado en el cotejo de ida disputado en la localidad de Montero.
Lo más probable es que el cuerpo técnico, ratifique a los once jugadores que iniciaron el cotejo frente a los "azucareros" el pasado lunes.
"No vamos a cambiar nuestra forma de juego, vamos a seguir siendo un equipo equilibrado, pero que ante todo busque la victoria. Nosotros con el respeto que merece Guabirá, vamos con la idea de ganar, porque estamos conscientes de que tenemos equipo para ello", culminó Víctor Hugo Andrada.

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Nacional Potosí anuncia dura pelea para llegar a la Liga Profesional

Tenemos posibilidades y dejaremos todo en la cancha para pelear por esa opción, sentenció Víctor Hugo Andrada, director técnico de Nacional Potosí, que el sábado se enfrentará a Guabirá en Cochabamba en partido definitivo para dirimir el ascenso a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

El entrenador señaló que el equipo está "muy metido" en esa definición, que se jugará en el estadio Félix Capriles, y anticipó que no tiene lesionados ni expulsados por lo que alineará a sus máximos exponentes.
Entre los aficionados potosinos existe una gran expectativa por la campaña cumplida por el plantel de la "banda roja", sobre todo en los partidos de la final contra Guabirá, señalado como el gran favorito para lograr el cetro.

Por esa razón los cálculos previos son optimistas pues en el partido de ida jugado en Montero, Guabirá le ganó por una mínima diferencia (2-1) y en el partido de vuelta no pudo empatar, como era su intención, para evitar el partido extra.

El director técnico ratificó que el viaje a la ciudad de Cochabamba se producirá este miércoles para estar con varios días de anticipación en Cochabamba y evitar la fatiga de un viaje sobre la hora.
Los dirigentes del equipo potosino anunciaron que muchos hinchas acompañarán al equipo de Andrada, en una caravana, para apoyar al equipo en el partido definitivo.

martes, 27 de noviembre de 2007

Guabirá • El plantel se trasladó ayer mismo hacia Cochabamba

La concentración y la aclimatación serán los pilares de Guabirá en esta semana para llegar cien por cien preparados a la tercera final de la Copa Simón Bolívar, que fue pactada para el sábado (15:30) en el estadio Félix Capriles de Cochabamba. Luego de caer ayer en Potosí, los rojos se transportaron inmediatamente al valle para instalarse en su nuevo cuartel general y pulir detalles para el duelo más importante y decisivo de esta campaña.
Guabirá y Nacional Potosí llegarán a Cochabamba con cero puntos y con cero goles de diferencia, y se medirán en un campo considerado neutral. El ganador tendrá como premio su ascenso a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano y el perdedor deberá enfrentarse en dos partidos a Aurora.
Al finalizar el partido de ayer, los jugadores de Guabirá expresaron más su decepción por la actuación del árbitro Iván Gamboa, que por la derrota. “En este tipo de situaciones el grupo se hace fuerte y aguerrido. En Cochabamba la historia será diferente”, dijo Elvis Godoy, un paraguayo clave en la zaga. Ayer y tras el final, el plantel ingresó al camerino en un silencio que contrastó con la algarabía de los de Nacional Potosí, pues los jugadores locales festejaron y bailaron al ritmo de una ruidosa cumbia el triunfo. “Logramos el primer objetivo”, dijo Ronald Puma, uno de los volantes.
Fueron pocos los jugadores cruceños que se animaron a hablar con la prensa y, minutos después, salieron escoltados por la Policía. En ese momento recibieron una información de la dirigencia de Guabirá, que cambió completamente el norte de lo planificado por el plantel. En lugar de regresar a Sucre y volar hoy hacia Santa Cruz, decidieron transportarse anoche vía terrestre a Cochabamba, sede del partido definitivo del sábado.
El objetivo es adaptarse al clima cochabambino, alejarse de la presión, concentrarse en su trabajo, pulir los detalles en el mismo lugar que jugarán, e incluso acostumbrarse al césped del Félix Capriles; en síntesis todo lo que sirva para llegar a la final en las mejores condiciones posibles.
Para los futbolistas, el cuerpo técnico y algunos dirigentes, esta última parte de la Simón Bolívar será una travesía tomando en cuenta su experiencia en Sucre, el sábado pasado, y que retornarán a casa después de una semana, como héroes o villanos, tras recorrer tres departamentos. Los de Guabirá salieron de Santa Cruz el sábado 24 rumbo a Chuquisaca, lugar del que no pudieron salir el domingo por los conflictos sociales que dejaron bloqueadas todas las carreteras, entre ellas la que conduce a Potosí.
Así se suspendió el partido por 24 horas y recién ayer el equipo norteño viajó topándose en su camino con las pruebas del grave conflicto que terminó con la muerte de tres personas.
A la salida de Sucre el camino estaba plagado de llantas quemadas, que eran evadidas por el chofer del bus, mientras que en el interior del mismo el ánimo de los chicos se traducía en bromas y cánticos aguerridos. Así llegaron a Potosí, donde no pudieron cumplir su primer objetivo, pero el fin de semana pondrán en juego más que un resultado. “Esperamos terminar festejando en Cochabamba. Vamos a entregarnos al máximo para regresar a Montero con el título y alegrar a la gente”, dijo el capitán del equipo, Gilberto Ayala.

Guabirá con cuatro bajas
El partido de ayer en Potosí dejó un saldo de cuatro bajas en Guabirá para el choque del sábado en el Capriles. No estarán, tras haber acumulado su segunda tarjeta amarilla, los volantes Roly Sejas, Ronald Justiniano y el atacante Elvis Uriona. A ellos se suma Marco López, que ayer fue expulsado.
Situación diferente a la de su rival potosino, que pese a tener seis jugadores con una amarilla antes del partido, llegará con equipo completo al encuentro. La instrucción del técnico Víctor Hugo Andrada para el arquero Marco Moncayo, los zaguero Alejandro Demiquel y Félix Candia; el volante Ernesto Cabello y los laterales Aldo Almazán y Germán Villada fue de cuidarse de las amarillas y cumplieron.
Pese a las bajas obligadas, los azucareros no se hacen drama ya que por Ronald Justiniano es probable que ingrese Freddy Chispas, y por izquierda, en vez de López, vaya José Luis Subirana, que ayer jugó por ese sector.
Además de Chispas, hoy se unen al equipo en Cochabamba Richard Franco, Tomohito Irasawa y Eloy Rodríguez. El plantel llegó por la madrugada y, tras un descanso, hoy hará un trabajo regenerativo.

Los técnicos

Les dije a los chicos (Nacional) que para este tipo de partidos no vale jugar bonito, pero sí ganar y así lo hicieron
Víctor Hugo Andrada / Dt de Nacional Potosí

Nosotros podemos definir el título en cualquier lugar, pero si nos van a poner un árbitro como Gamboa ya estamos eliminados
Ricardo Fontana / Dt de Guabirá

Tiro libre

Recordaron al ‘cabezón’
Antes del inicio, los dos equipos y los 8.000 hinchas del estadio Potosí brindaron un homenaje a la memoria de Óscar Sánchez, que falleció el pasado viernes. El tradicional minuto de silencio se realizó bajo una débil llovizna.


Habló demasiado
El árbitro discutió con los jugadores, con los técnicos, los suplentes e incluso con el público. Los medios radiales locales criticaron al juez por hablar demasiado en cancha, pues exageró queriendo imponer las reglas.

Pelotazos al cielo
Intencionalmente y por estrategia, varios jugadores de Guabirá tiraron algunos pelotazos al cielo y como el estadio Potosí es chico los balones se salieron del escenario. Fue una forma de ganar o perder tiempo, como se entienda mejor.

Había confianza
Durante el viaje de Sucre a Potosí, los jugadores de Guabirá mostraban plena confianza de que ayer se definiría el título. No lo pudieron lograr, aunque anticiparon que en Cochabamba la historia será diferente.

Pleno resguardo

Full seguridad
La delegación roja fue recibida por un considerable contingente policial, que la escoltó hasta su ingreso al estadio Potosí. Las calles también estaban inundadas de aficionados que intentaban entrar. Pero en el interior de la cancha la seguridad es dudosa, porque los jugadores están separados de las graderías por una malla de dos metros.

Maldonado, candidato
El árbitro para la tercera y última final puede ser el cochabambino Óscar Maldonado. Esto con el fin de abaratar los costos de llevar una terna de otro distrito. Además, según el presidente de la comisión nacional de árbitros, Alfonso Seligman, es difícil que Marcelo Ortubé dirija el encuentro del sábado, porque sería designado para un partido liguero.

El control será mutuo
La administración del partido final corre por cuenta de los dos clubes involucrados (Guabirá y Nacional Potosí). Los delegados de ambos equipos deben reunirse hoy en Conchabamba para definir la tarea a seguir con respecto al control de las entradas, Entre tanto, la FBF aseguró que brindará el apoyo policial para los dos planteles.

La figura

Nicolás Canalis
El volante fue el hombre más desequilibrante y veloz de Nacional Potosí e hizo una importante sociedad de ataque con Ronald Puma, Saúl Montoya y Ernesto Cabello. Arrastró a todo su equipo al frente y realizó varias habilitaciones precisas. Además, anotó el primer gol del equipo local, lo que dio tranquilidad a sus compañeros en un momento determinante (estaban 0-0). Luego sus compañeros mejoraron y él salió aplaudido por la hinchada.

Nacional Potosí ganó y va por el título: 2-0


Nacional Potosí, derrotó ayer sin dificultades a Guabirá de Montero por la cuenta de 2-0 y forzó a un tercer partido por el título de la Copa "Simón Bolívar" y el ascenso directo a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB).
Dos goles de notable factura, cuyos autores fueron Nicolás Canalis y Ernesto Cabello, le permitieron al "equipo del pueblo" abrochar un triunfo inobjetable, ante un rival que no encontró los argumentos para contrarrestar la buena producción del equipo dirigido por el "Copito" Víctor Hugo Andrada.

El partido
La ansiedad con la que los jugadores de Nacional Potosí esperaban el partido, que inicialmente debería jugarse el pasado domingo, se pudo advertir desde el pitazo inicial del árbitro Iván Gamboa.
Y es que, por momentos el cotejo se convirtió en un monólogo, con equipo local que tuvo en Ernesto Cabello y Ronald Puma, a los jugadores que comenzaron a marcar la diferencia.
Además, Nacional Potosí, tuvo como otro aliado principal a una sólida defensa y un trabajo prolijo de los hombres de recuperación en el medio campo.
Durante los primeros 45 minutos, el arquero de Guabirá, Yadin Salazar se convirtió en la mejor figura del partido, ya que logró acallar en varias oportunidades el grito de gol.
Hasta el minuto 29, el "equipo del pueblo", dispuso de cinco ocasiones claras de gol. Puma, Montoya, Cabello, Villarreal y Canalis, encontraron una respuesta impecable de Yadin Salazar.
Guabirá, que no producía nada en materia de ataque, terminó por bajar los brazos a los 39', cuando por doble amarilla el jugador Marco López fue expulsado por Iván Gamboa.

El complemento
El partido quedó definido en sólo cinco minutos. A los 3' minutos del segundo tiempo, una triangulación perfecta entre Ernesto Cabello, Ronald Puma y Nicolás Canalis, le permitió a éste último abrir el marcador 1-0.
Lo mejor llegaría a los 8 minutos, cuando el "Gordo" Ernesto Cabello, de manera magistral transformó en gol un tiro libre a 25 metros del arco de los "azucareros".
Fue una verdadera "pintura", que puso de pie a las más de ocho mil personas que corearon el tanto que selló el triunfo de Nacional Potosí.
En los restantes minutos, Nacional Potosí estuvo más cerca de ampliar la diferencia, pero los cambios (pensando en el tercer partido), hicieron que aquello no ocurra.
En el balance final, Nacional Potosí, logró además conservar su condición de invicto jugando como local y demostró que tiene equipo como para hacer historia el próximo sábado en el estadio "Félix Capriles" de la ciudad de Cochabamba.

La palabra de los técnicos
Víctor Hugo Andrada DT de Nacional Potosí: "Pudimos lograr el objetivo" "Éramos conscientes que nos iba a costar mucho hacer el primer gol. En el primer tiempo tuvimos opciones, pero no la suerte para concretar, en el segundo tiempo gracias a Dios se abrió rápido y pudimos lograr el objetivo que era ir al tercer partido.
Yo creo que la cancha nos va a favorecer mucho en Cochabamba, porque tenemos varios jugadores de buen pié y ojalá podamos lograr el objetivo final que es el ascenso a la Liga".
Ricardo Fontana DT de Guabirá: "Nos ganaron bien" "Fue un partido muy difícil, más o menos lo teníamos controlado pero después con una expulsión, las cosas se pusieron más complicadas. Algunos jugadores quedaron sin piernas y después vinieron los goles bien hechos, para mi Nacional Potosí nos ganó bien.
Ahora debemos pensar en el tercer partido, que seguro estoy también será difícil, además tengo algunos jugadores que no podrán jugar por expulsión y tarjetas amarillas".

Comentario de los protagonistas
Rubén Villarreal Defensor de Nacional Potosí: "El equipo jugó muy bien, por ahí en el primer tiempo ellos se metieron atrás y no pudimos convertir, pero en el segundo tiempo las cosas fueron diferentes. Hay que festejarlo y a partir de mañana (por hoy) ya pensar en la final porque todavía no se logró nada".
Gilberto Ayala Defensor de Guabirá: "Enfrentamos a un buen equipo, lamentablemente perdimos y ahora sólo nos queda pensar en el cotejo en Cochabamba, donde queremos conseguir el ascenso a la Liga. Corrimos mucho, con diez hombres es difícil y más cuando al frente tenemos un gran rival".

La figura del partido - Ernesto Cabello
Gordo" Ernesto Cabello tuvo una tarde brillante, fue quién comenzó a marcar la diferencia en el medio campo junto a Ronald Puma y para rematar fue autor de un verdadero "golazo" que puso de pie a más de 8 mil personas en las tribunas.
Hizo gala de su buen trato al balón, fue el verdadero conductor del equipo y además se ratificó como el hombre más efectivo en Nacional Potosí, equipo con el que ya lleva ocho goles en ésta Copa "Simón Bolívar".

El Árbitro: Iván Gamboa "Buen arbitraje"
El cochabambino Iván Gamboa tuvo un correcto arbitraje, siguió de cerca las acciones de juego y en ningún momento le tembló la mano para administrar justicia en el campo de juego.
En la expulsión del jugador de Guabirá estuvo acertado, aunque en los tramos finales le perdonó la vida al "Loco" Martín Menacho, quién hizo méritos para ganarse la tarjeta amarilla. Por lo demás no tuvo dificultades y resultó ser una prenda de garantía para la segunda final de la Copa "Simón Bolívar.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Guabirá perdió ante Nacional Potosí y jugará un tercer partido el sábado

Guabirá deberá esperar para intentar su ascenso a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano tras perder 2-0 frente a Nacional Potosí en la Villa Imperial, por el segundo encuentro de la final de la Copa Simón Bolívar.

El equipo norteño había ganado hace ocho días en Montero por 2-1 en el primer partido de la final. La revancha tenía que jugarse ayer, pero debido a los conflictos en Sucre se postergó para hoy.

Los dirigidos por Ricardo Fontana aguantaron durante el primer tiempo y se fueron al descanso con el marcador en blanco. Sin embargo, la ilusión murió temprano al reanudarse las acciones en el segundo período. Apenas habían pasado cuatro minutos cuando Nicolás Canalli abrió la cuenta. Guabirá no terminaba de reaccionar cuando tres minutos después, el goleador de la copa, Ernesto Cabello, marcó el definitivo tanto que liquidó a los rojos del Norte.

A partir de ahí, el local manejó el partido a placer. Los visitantes intentaron reaccionar, pero se vieron disminuidos por la expulsión de Marcos López. El estado físico les jugó una mala pasada y la victoria potosina, nunca se vio amenazada.

El partido definitorio se jugará el sábado en Cochabamba, desde las 15:30.

EL DEBER

Simón Bolívar • Guabirá no viajó ayer pero lo hará hoy para enfrentarse a Nacional Potosí (15:30)

La incertidumbre de no saber lo que pasará y la desesperación por estar en Potosí marcaron la jornada de ayer en el plantel de Guabirá, luego de que en horas de la mañana se confirmó que Sucre estaba cercada, por lo que no había posibilidades de viajar a la Villa Imperial; y se oficializó la postergación por 24 horas de la segunda final de la Copa Simón Bolívar, que estaba programada para las 15:30 de ayer. De esa manera el choque ante Nacional Potosí será hoy.
La noche del sábado fue nefasta para Chuquisaca, porque derivó en dos muertos y centenares de heridos, con lo que el conflicto social se agravó. Al amanecer de ayer las cosas habían llegado a su pico más alto dejando a toda Sucre bloqueada, por eso Guabirá tuvo que cambiar radicalmente de planes. Al principio, el plantel tenía previsto viajar ayer a las 11:00 a Potosí, pero al final no pudo moverse.
Un grupo de dirigentes, encabezados por el vicepresidente Robert Vaca, llegó hasta la primera zona del bloqueo en la carretera a Potosí y evidenció que era prácticamente imposible pasar. En ese momento se vio cierta desesperación en el plantel y comenzaron las llamadas telefónicas con el presidente del club, Tuffí Aré, que está en Santa Cruz, y también con directivos de la FBF y la ANF.
Al ver que nada se resolvía y que el tiempo pasaba, Vaca decidió hablar con algunos de los dirigentes de Sucre, para ver la posibilidad de que dejen transitar a la delegación, pero los ánimos de los sucrenses estaban muy exacerbados y sólo recibieron negativas. Más bien pudieron hablar con Wálter Tórrez, presidente de la Asociación Chuquisaqueña de Fútbol, y éste les dio su respaldo de que, según el reglamento del torneo, ese partido debía ser postergado.
Recién cerca de las 11:30 se confirmó la postergación del duelo y el plantel comenzó a respirar con tranquilidad, pero no fue completa, porque debía estar atento a las noticias para buscar el momento preciso de emprender viaje, cuando se levanten los bloqueos. A las 19:00 todavía se mantenía el debate entre arriesgarse a salir o esperar a hoy por la mañana. Los jugadores mostraron su desesperación por hacerlo ayer, sin importar que sea por la tarde o por la noche, pero el técnico Fontana determinó que mejor se viaje hoy a las 10:00. Por la tarde se movieron un poco en el hotel y después tuvo descanso pleno. Si Guabirá hoy empata o gana, asciende a la Liga.

Las frases

“Queremos terminar con esto lo antes posible. Ése es el objetivo”
Ricardo Fontana / DT de Guabirá

“Pasar hoy (ayer) es imposible. Lo mejor es esperar para evitar líos”
Wálter Tórrez / Pdte. Asoc. de sucre

Primero la integridad
El viaje del plantel azucarero de Sucre hacia Potosí está previsto para hoy a las 10:00, aunque previo a ello, el directorio de Guabirá, presidido por Tuffí Aré, pidió seguridad para el equipo antes, durante y después de la segunda final frente a Nacional Potosí, que se disputará hoy en la Villa Imperial (15:30).
Según Aré, el viernes pasado se le hizo conocer al veedor del partido, Wilge Lizarazu, la preocupación por los conflictos sociales en Sucre, ciudad a la que llegaron vía aérea para continuar ayer en bus a la sede del duelo. Lizarazu les garantizó el paso y fue por ello que se elaboró el plan para el traslado de la delegación. Sin embargo, ayer no se pudo salir porque los puntos de salida estaban bloqueados.
Los directivos dicen que el perjuicio no sólo es económico por la multa en los pasajes y el día de estadía, sino también en lo deportivo por la incertidumbre y la ansiedad que hoy tiene el plantel. Para Guabirá, lo ideal, antes de partir de Santa Cruz, hubiera sido suspender la final para otra fecha en que hubiera existido plena tranquilidad en el país.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Final de la Copa Simón Bolívar fue suspendida debido a los conflictos

Debido a los conflictos en Sucre, se postergó por 24 horas la final de la Copa Simón Bolívar entre Nacional Potyosí y Guabirá, en cancha del primero.

Los jugadores de Guabirá quedaron atrapados en medio de las protestas en Sucre, donde se encontraban concentrados antes de viajar a la vecina Potosí para disputar el segundo encuentro final del torneo que definirá al próximo representante de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano. La carretera a Potosí se encontraba bloqueada, así que permanecieron en el hotel Real Audiencia, donde se encuentran concentrados.

Dependiendo de cómo siga el clima de la capital, se decidirá si se juega o no. Guabirá venció el primer partido la semana pasada en Montero, por 1-0. Si gana o empata, será liguero. Si pierde, se definirá el título en un tercer encuentro en campo neutral.

sábado, 24 de noviembre de 2007

Simón Bolívar • La ruta de Sucre a Potosí está expedita. Guabirá viaja hoy para jugar con Nacional Potosí

La segunda final de la Copa Simón Bolívar, entre Nacional Potosí y Guabirá, se jugará mañana desde las 15:30 como estaba previsto, descartándose una posible postergación por un bloqueo de caminos orquestado por campesinos en las localidades de Yotala y Betanzos.
El viaje de Guabirá a Potosí se puso en duda el jueves debido a los conflictos sociales en Sucre por el tema de la Asamblea Constituyente. La dirigencia del club azucarero envió ayer una carta a la Federación Boliviana de Fútbol solicitando considerar la misma en caso de que su equipo no pudiera llegar a la hora del partido.
Sin embargo, al comprobarse que la ruta principal de Sucre a Potosí se encuentra expedita, los rojos viajarán hoy, a las 9:40, a la capital de la República, donde pernoctarán, para luego continuar viaje mañana, después del desayuno, hacia la Villa Imperial.
El presidente de la comisión técnica de la FBF, Wilge Lizarazu, adelantó su viaje a Potosí, confirmando ayer que no existe bloqueos en la carretera. Lizarazu cumplirá mañana la función de veedor del partido.
La segunda final, a jugarse en el estadio Potosí, con capacidad sólo para 8.000 personas, puede definir el ascenso directo de Guabirá a la Liga, siempre y cuando el equipo que dirige Ricardo Fontana gane o empate en la Villa Imperial. La primera final se jugó la semana pasada, en Montero, con un apretado triunfo de Guabirá por 2-1.
En caso de que Nacional Potosí venciera mañana, ambos equipos quedarán empatados en puntos (tres cada uno) y, según la convocatoria, el título tendría que definirse en cancha neutral, que puede ser Cochabamba. El perdedor de estas finales tendrá una segunda chance de subir a la Liga enfrentándose, en partidos de ida y vuelta, a Aurora.

Fontana ratificó el once
Ricardo Fontana paró un equipo el jueves durante la práctica de fútbol y ayer ratificó el mismo once, sin Freddy Chispas, que fue descartado por una lesión en la rodilla.
Al técnico azucarero se le disiparon las dudas. En vez de Chispas mandará a la cancha a José Luis Subirana, habitualmente lateral izquierdo, mientras que Ronald Justiniano reemplazará a Guillermo Agudelo, debido a que al mediocampista colombiano le afecta jugar en estadios con altura.
Martín Menacho acompañará al equipo en la banca de suplentes junto a Agudelo, Édgar Barrios, Percy Jensen, Junior Arroyo, Róger Espinoza y Miguel Reyes.
El equipo titular lo integran Yadín Salazar; Alexander Medina, Gilberto Ayala, Marco López y Elvis Godoy; Roly Sejas, José Luis Subirana, Olvis Justiniano y Ronald Justiniano; Víctor Hugo Angola y Elvis Uriona.

Tiro libre

Con el equipo completo
Nacional Potosí no tiene jugadores lesionados ni suspendidos para esta segunda final. Con esa buena noticia, el técnico Víctor Hugo Andrada definió el equipo con Moncayo, Demiquel, Candia, Villada y Villarreal; Canalis, Andrada, Cabello y Puma; García y Montoya.

Entradas desde mañana
Para evitar falsificaciones, las 8.000 entradas serán puestas a la venta desde mañana, a partir de las 8:00, en las calles La Paz y Sucre. Las cuatro puertas de acceso al estadio Potosí se abrirán a las 11:00.

$us 20.000 por la conquista
El presidente del directorio de Guabirá anunció la oferta al plantel de que si ganan el título de la Simón Bolívar mañana en Potosí, el lunes los jugadores tendrán listo su premio de $us 20.000 para repartírselo.

viernes, 23 de noviembre de 2007

La final en riesgo

Es muy probable que la segunda final de la Copa Simón Bolívar, entre Nacional Potosí y Guabirá, y que en principio debe jugarse este domingo en la Villa Imperial (15:30), se postergue para otra fecha. El motivo principal son los conflictos sociales por los que atraviesa Sucre, desatados por el pedido de grupos de campesinos e indígenas, que han cercado la capital, en busca de la continuidad de la Asamblea Constituyente. La salida de Sucre hacia Potosí está bloqueada y esto impediría que el plantel azucarero llegue al partido.
El directorio de Guabirá, presidido por Tuffí Aré, ya hizo conocer de manera oficial su preocupación a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) sobre la situación. Esto quiere decir que si los rojos no logran instalarse en la Villa Imperial para el duelo, se aplicará lo que dice el reglamento de diferir para otro día cuando la tensión hubiera bajado. En principio y de acuerdo con la planificación del directorio, el viaje hacia la capital está previsto para mañana, vía aérea, y poco después seguir en bus hasta Potosí. Está claro que los rojos no han solicitado suspender el partido, sino que se conozca la actual coyuntura social.
Wilge Lizarazu, de la comisión técnica de la FBF, se trasladará hoy a Potosí para hacer una evaluación de la situación, y coordinar las medidas de seguridad junto al directorio local. Por la tarde está prevista una reunión con el comandante departamental, Raúl Mantilla, en la que se prevé ultimar los detalles del operativo de escoltar a los azucareros desde Sucre. Es más, hubo un pedido expreso de los dirigentes de Nacional Potosí al presidente del Comité Cívico, Alejandro Gutiérrez, de interceder ante los líderes bloqueadores para evitar cualquier inconveniente.
“La carta que enviamos fue para alertar a la FBF de lo que pasa. El plan nuestro es llegar vía aérea a Sucre y seguir en bus. De momento no hay otra alternativa”, dijo Aré. Viajar por tierra hacia La Paz, seguir hasta Oruro y conectar con Potosí, sería una travesía de casi 20 horas que dejaría ‘destrozado’ al equipo. Lizarazu ratificó que el horario del encuentro y el día están ratificados y que Guabirá debería tomar sus precauciones. “Hoy es jueves (por ayer), entonces Guabirá debe tomar sus previsiones para el encuentro”, sostuvo.
En el partido de ida, jugado el domingo pasado, Guabirá le ganó a Nacional Potosí por 2-1, y con un empate se adjudicará el título de la ‘Simón’ y el ascenso a la Liga. Si ganan los locales habrá tercer partido en Tarija, Sucre o Cochabamba.

Guabirá con cambios
La práctica de fútbol que cumplió Guabirá ayer en el estadio Gilberto Parada, de Montero, le permitió al técnico, Ricardo Fontana, definir el onceno que se enfrentará el domingo a Nacional Potosí, en la segunda final de la Copa Simón Bolívar. Tres variantes resaltan en el equipo: la del zaguero Gilberto Ayala, la del volante José Subirana, y la del atacante Víctor H. Angola.
El resto del equipo es prácticamente el mismo que celebró en la ‘Caldera’ la semana pasada. Ayala vuelve a la zaga tras cumplir un partido de suspensión, mientras que Subirana ocupará la plaza de Guillermo Agudelo, como volante de marca por izquierda. Arriba, Angola acompañará a Elvis Uriona, en una clara muestra desde que el técnico saldrá a buscar el partido con un hombre de empuje como el morocho. Martín Menacho quedó relegado al banco aunque es opción para cualquier rato.

Iván Gamboa será el árbitro del encuentro
La Comisión Única de Árbitros de la Federación Boliviana de Fútbol, presidida por Alfonso Seligman, designó al cochabambino Iván Gamboa para que se encargue de dirigir la segunda final en la Villa Imperial, entre Nacional Potosí y Guabirá prevista para el domingo.
Gamboa es uno de los siete árbitros FIFA que tiene el país, aunque sus actuaciones han sido criticadas cuando dirige a los equipos cruceños. El juez estará acompañado por Alaín Ledezma y Wilson Arellano, que lo acompañan en los partidos de la Liga. El cuarto árbitro será el potosino Edson Ríos.
Por otra parte, en Potosí, el equipo que dirige Víctor Hugo Andrada no pudo entrenarse por una torrencial lluvia. El plantel optó por suspender la práctica cuidando el resto físico de los jugadores y el gramado de la cancha. Pese a ello está confirmado el onceno titular que tendrá como principal novedad el ingreso del volante Ronald Puma. Hoy Nacional Potosí cerrará prácticas en el estadio de la APF.

Al ángulo

Ocho mil entradas a la venta
Existe una gran expectativa en Potosí por el partido. El directorio local, presidido por Emilio Alave, ha puesto 8.000 entradas a la venta a un costo de Bs 10 (antes costaban 6) en todos los sectores. El estadio se abrirá desde las 11:30.

Chispas no se pudo recuperar
El volante Freddy Chispas no pudo recuperarse de una distensión del ligamento interno en la rodilla izquierda, por lo que quedó prácticamente fuera de la definición por el título. Su lugar lo ha venido ocupando Ronald Justiniano.

Reunión por si hay tercer partido
Mañana sábado y dependiendo de si Guabirá no tiene problemas en llegar hasta Sucre, habrá una reunión de directivos en Potosí para ponerse de acuerdo, junto a Wilge Lizarazu, de la sede de la tercera final en caso de haberla. Los azucareros han propuesto a Tarija, mientras que los potosinos, Sucre. La ANF sugirió Cochabamba, la sede más probable.

martes, 20 de noviembre de 2007

VIDEO DE LOS GOLES DE LA PRIMERA FINAL DE LA COPA SIMON BOLIVAR

ESTE ES EL VIDEO DE LOS GOLES DEL TRIUNFO DE GUABIRA ANTE NACIONAL POTOSI


www.Tu.tv

Segunda final será el domingo en Potosí

La Prensa
Santa Cruz / El Deber.- La segunda final de la Copa Simón Bolívar, entre Nacional Potosí y Guabirá, se disputará el domingo bajo estrictas medidas de seguridad. El comité técnico de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) ha sugerido a la dirigencia del club local redoblar el sistema de control para evitar incidentes como los lamentablemente ocurridos el año pasado en Tarija entre Ciclón y Destroyers.

Pablo Salomón, de la comisión técnica de la FBF, indicó que están haciendo las gestiones para garantizar el espectáculo y la integridad física de los jugadores de Guabirá. Una de las sugerencias es que se incremente el número de efectivos policiales (se dice que habrá 300 policías) y que se instruya la presencia de al menos cuatro fiscales para que puedan frenar cualquier acto de violencia.

Las garantías también deben abarcar a los árbitros, partiendo de la amarga experiencia que tuvo el FIFA Marcelo Ortubé en 2006. Entre otras sugerencias, la FBF solicitó concienciar a la gente para que no introduzca en el estadio objetos contundentes, como botellas de plástico.

El estadio Potosí, donde se jugará la segunda final, tiene capacidad para unas seis mil personas y preocupa que el alambrado esté muy cerca de la cancha (en el partido frente a Real Santa Cruz el estadio estaba repleto).

La posibilidad de cambiar de escenario (en este caso al “Víctor Agustín Ugarte”, ex Mario Mercado Vaca Guzmán) ni siquiera fue analizada, porque desde el inicio de la Copa Simón Bolívar, Nacional Potosí jugó todos sus partidos en el estadio de la Asociación de Fútbol Potosí, cuya construcción se inició en 1945 y fue concluida ocho años después.

Debido a que ese partido puede considerarse como de alto riesgo, porque se juega un cupo a la Liga, la dirigencia de Guabirá ha optado por no fomentar el viaje de sus hinchas a la Villa Imperial como en otras oportunidades.

Nacional Potosí vuelve a los entrenamientos



Carlos Flores, El Potosí

El equipo de Nacional Potosí retornará hoy a los entrenamientos con el objetivo de llegar en las mejores condiciones a la segunda final de la Copa "Simón Bolívar" a jugarse el próximo domingo en el viejo y legendario estadio de propiedad de la Asociación de Fútbol Potosí.
El "equipo del pueblo" retornó al promediar las 21:00 de ayer procedente de Montero donde cayó frente a Guabirá por 2-1. El equipo partió el lunes al promediar las 16:00 de Santa Cruz hacia Sucre (vía aérea) de donde continuó su viaje vía terrestre hasta nuestra ciudad.

Capacidad
Ya con la cabeza más fría, el director técnico de Nacional Potosí volvió a ratificar que tiene equipo para ascender de manera directa a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.
"Lo que los jugadores me demostraron ayer (por el domingo), es que hay equipo para ascender de manera directa. La gente en Montero se quedó muda porque el equipo reaccionó bien. Mala suerte que el descuento lo logramos muy tarde, de lo contrario otra era la historia", señaló el "Copito" Andrada.
"Guabirá no es el equipo invencible. Es por eso que estamos seguros de ganar el domingo y forzar a un tercer partido de desempate", acotó.

Sin bajas
Por otro lado, el director técnico de Nacional Potosí informó que no existen bajas en el equipo titular que jugará la revancha del domingo.
"No hay lesionados. El único que se perderá el partido será Romel Mendoza que fue expulsado de manera injusta porque fue Martín Menacho el que inició el alternado", dijo.
Finalmente dijo que por ahora se sigue manteniendo al estadio de la calle Sucre como escenario para el partido del domingo que se iniciará a las 15:30.
"Nosotros queremos seguir jugando en éste estadio a no ser que la directiva determine lo contrario", finalizó Víctor Hugo Andrada.

Guabirá bajo presión


El Deber

La segunda final de la Copa Simón Bolívar, entre Nacional Potosí y Guabirá, se disputará el domingo bajo estrictas medidas de seguridad. El comité técnico de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) ha sugerido a la dirigencia del club local redoblar el sistema de seguridad para evitar incidentes como los lamentablemente ocurridos el año pasado en Tarija entre Ciclón y Destroyers.
Pablo Salomón, de la comisión técnica de la FBF, indicó que están haciendo las gestiones para garantizar el espectáculo y la integridad física de los jugadores de Guabirá. Una de las sugerencias es que se incremente el número de efectivos policiales (se dice que habrá 300 policías) y que se instruya la presencia de al menos cuatro fiscales para que puedan frenar cualquier acto de violencia.
Las garantías también deben abarcar a los árbitros, partiendo de la amarga experiencia que tuvo el FIFA Marcelo Ortubé en 2006. Entre otras sugerencias, la FBF solicitó concientizar a la gente para que no introduzca en el estadio objetos contundentes, como botellas de plástico.
El estadio Potosí, donde se jugará la segunda final, tiene capacidad para unas 6.000 personas y preocupa que el alambrado esté muy cerca de la cancha (en el partido frente a Real Santa Cruz el estadio estaba repleto). La posibilidad de cambiar de escenario (en este caso al Mario Mercado) ni siquiera fue analizada porque desde el inicio de la Copa Simón Bolívar Nacional Potosí jugó todos sus partidos en el estadio de la Asociación de Fútbol Potosí, cuya construcción se inició en 1945 y fue concluida ocho años después.
Debido a que ese partido puede considerarse como de alto riesgo, porque se juega un cupo a la Liga, la dirigencia de Guabirá ha optado por no fomentar el viaje de sus hinchas a Potosí como en otras oportunidades.

Ortubé dio su versión
Marcelo Ortubé estaba designado para dirigir la primera final que se jugó el domingo pasado en Montero, pero el árbitro paceño no pudo asistir y en su lugar lo hizo el cruceño Hebert Aguilera, que era el suplente.
“Quiero aclarar que no perdí ninguna combinación aérea como dijeron, simplemente tuve una descomposición estomacal y anuncié que no podía dirigir así”, explicó el juez FIFA.
Ortubé insistió en que avisó oportunamente de su malestar al secretario general de la FBF (Pedro Zambrano) y que en su informe ampliatorio detalla los motivos que le impidieron estar en Montero.
El comité único superior de árbitros de la FBF aún no oficializó la terna que estará a cargo de la segunda final, a disputarse el domingo desde las 16:00, pero se especula que el cochabambino Iván Gamboa será el juez central.

Tiro libre

Llegaron un poco tarde
Los jugadores de Nacional Potosí, que el domingo perdieron en Montero, retornaron a la Villa Imperial ayer entrada la noche. La falta de espacio en los vuelos a Sucre por el tema de la Constituyente evitó que el grupo llegara más temprano. El equipo vuelve al trabajo hoy.

Fontana dio descanso
Guabirá tuvo jornada libre ayer. El técnico Ricardo Fontana ofreció un día de descanso a sus jugadores después del exigente partido del domingo. Los azucareros podrán contar el domingo con el defensor paraguayo Gilberto Ayala, ausente en la primera final por límite de tarjetas amarillas.

Cancha extra sin definir
El comité técnico de la FBF aún no definió la sede para una posible tercera final. Guabirá se inclina por Cochabamba y Nacional Potosí por Sucre. Si no hay consenso puede definirse en un sorteo.

El ganador sube directo
El campeón de la Copa Simón Bolívar ascenderá a la Liga para ocupar la plaza que dejó Destroyers, mientras que el subcampeón se enfrentará a Aurora.

lunes, 19 de noviembre de 2007

Emilio Alave Marino el PRESIDENTE DE NACIONAL POTOSI

“Todo lo hago por el minero potosino”
El presidente de Nacional Potosí, Emilio Alave, está por cumplir el sueño de ser liguero. Desde que su padre Anacleto murió hace 25 años, comenzó a heredar la profesión paterna del trabajo en la mina y formó su propia empresa.
¿Cuándo comienza la pasión por el fútbol y el club?

Desde mi infancia me gustó el fútbol porque jugué en Royal Fabril y High Land Players. Fui hincha de Independiente y siempre entusiasta, más cuando fui elegido titular del Club Atlético Nacional el 2004. Primero fundé la Escuela Emilio Alave hace tres años y ahora buscamos el ascenso con seriedad y responsabilidad.
¿Cómo llega a la presidencia de Nacional?Fue por una invitación de la zona de San Juan, en la segunda invitación fui a la elección y asumí por aclamación. Siempre me gustó la competitividad y por esa razón armé buenos equipos desde el 2004. ¿Cuántos jugadores nacionales tiene?Son cinco titulares y similar número de suplentes que alternan, y el resto son refuerzos. La Escuela funciona de buena manera con Andrada; con él dimos el primer paso de promocionar, pero nos falta mucho por trabajar.
Si el equipo llega a la Liga, ¿cuál será el plan?

Es de mucha responsabilidad, pero tengo la conciencia que se debe hacer bien las cosas y armar una plantilla de primera. Si se llega se tiene que demostrar que en Potosí puede haber dos equipos en la Liga con buena competitividad.
¿Quiénes le ayudan en la parte económica?

Nadie, sólo mi persona. Gracias a nuestro Cerro Rico de Potosí llevo el soporte del club. Por respeto a la población y a los compañeros mineros no puedo decir cuánto se invirtió en el equipo 2007. Pero todo lo hago por el minero potosino, que es sacrificado.
¿Cómo son los torneos en los centros mineros?

Jugué el interno de mi empresa COM-Potosí que fue modelo en las cooperativas. Además, en la mutual de ex jugadores profesionales, también jugué en la selección de mi cooperativa y fui campeón en Llallagua, Atocha y Oruro. Fui un zaguero central.
¿Y el trabajo en la mina?

Mi padre trabajó como peón en las minas de Potosí y me llevó desde mis 10 años junto a mi hermano mayor Alberto, con quien fui como kajchiri (recolector de mineral). Conozco la actividad como actor principal y no como oficinista. Mi papá nos dejó la mina Encinas, falleció el 82, nosotros con persistencia llegamos a la veta en el lado este del cerro el 93 y gracias a Dios la suerte nos acompaña hasta hoy.
El Perfil
Nombre: Emilio Alave M.Fecha Nac.: 08/8/1961, en Chayanta-Potosí.Est. y peso: 1.65m y 74 Kg.Familia: Reyna Mamani (esposa). Hijos, Dilver (17) y Reynaldo (13 años).Profesión: Empresario minero.

Nacional emerge en la Villa Imperial

En su historial deportivo de 65 años de vida, al campeón potosino le falta jugar solamente la Liga y está a un paso de esa hazaña. En su equipo base cuenta con jugadores de su cantera.
Conocido como el Equipo del Pueblo, el Nacional Potosí explotó en el fútbol asociacionista como dinamita en el cerro rico de la Villa Imperial. Ahora, está en la antesala de ser liguero por primera vez en su historia de 65 años.

El sueño dorado surgió por la iniciativa de su presidente Emilio Alave, quien conformó un plantel competitivo en enero de este año, pero con la base de la escuela que lleva su nombre y funciona hace cuatro años.

Además, conformó un cuerpo técnico a partir de la Escuela integrada por los ex profesionales Víctor Hugo Andrada, Raúl Cardozo (AT), Juan Carlos Elso (DT de arqueros) y el preparador físico Hugo Arias.


y
En la estructura titular cuenta con futbolistas nacidos en el departamento de Potosí: Aldo Almazán, Ronald Puma, Carlos García, Saúl Montoya y Marco Moncayo. A ellos refuerzan los argentinos Ezequiel y Maximiliano Andrada, Rubén Villarreal y Nicolás Canalis.

Con estos futbolistas lograron el campeonato del fútbol potosino, superando a su tradicional rival San Lorenzo. Para la Copa Simón Bolívar incorporaron a Ernesto Caballo, Martín Demiquel, Félix Candia y Germán Villada.

En el torneo de la antesala al fútbol rentado, Nacional ganó la serie del sur al imponerse a Unión Central, Independiente Petrolero y Universitario. Luego, dejó en el camino a Real Santa Cruz y Mariscal Braun. Ahora disputa el ascenso con Guabirá.

A juicio del presidente de la entidad, Emilio Alave, los aspectos clave de estos logros fueron el trabajo y humildad durante los 10 meses de competencia.

El entrenador Andrada explicó que el plantel fue como una familia: “Nunca me gustó ser autoritario ni poner multas por cualquier cosa. A ello se sumó el trabajo profesional y los jugadores respondieron”.
El respaldo total de su titular que dio tranquilidad al plantel y cumplió con los sueldos cada fin de mes, como no suele ocurrir.

“Muy pocas personas existen en el mundo como él, que hace que la palabra valga más que un documento”, destacó el DT.

Desde el primero partido, el plantel siempre fue al frente y nunca se defendió. Potosí, Marcas

Ecos del campeón potosino

CAMPAÑA: El equipo jugó 28 partidos entre la asociación potosina y la Simón Bolívar; solamente perdió con San Lorenzo y Real Santa Cruz. Además, en el torneo local terminó con 41 goles a favor y cinco en contra.

HISTORIA: Posee su sede en la calle Bolívar y cuenta con una cancha de tierra. El club se fundó en la villa miseria (San Martín) hace 65 años, y le llamaban “los ranchos de la guitarra”, porque en el lugar había cantinas.


El DT Andrada formó su base en la Escuela

El entrenador argentino se siente boliviano, vive en Potosí desde 1999. Su sueño es llegar a la Liga.

Llegó a la Villa Imperial en 1999 para actuar en Real Potosí hasta el 2001. El argentino Víctor Hugo Andrada Canalis, desde ese año hasta hoy se enamoró de esa ciudad. Ahora está a un paso de ser liguero como entrenador.

Después de jugar en Real Potosí continuó en el cuerpo técnico de Ricardo Fontana y Luis Galarza. El 2003 dirigió a Independiente y desde el 2004 está al mando de Nacional Potosí.

“Me siento boliviano porque mis hijos menores nacieron en el país. Augusto nació en Santa Cruz y Agustina en Potosí. Los mayores Ezequiel, Óscar y Maximiliano son argentinos”, afirma el ex jugador de Blooming (1986-1989), Unión Española, Racing, Unión Santa Fe, The Strongest (1994), Destroyers (1995, 1997 y 1998), San José (1996) y Real Potosí (1999).

Desde hace tres años logró clasificar a Nacional a la Copa Simón Bolívar, pero este año escaló lo más lejos: la final. “El 2004 ganamos todo y llegamos invictos, pero en la semifinal perdimos con Universitario y quedamos fuera de la Copa”, acota.

En el equipo base tiene a su hijo Maximiliano Andrada, de 22 años, como figura y quiere festejar con él el ascenso a la Liga. “Maxi tiene un despliegue físico similar al mío, es un volante por derecha de ida y vuelta”, explica el DT que nació en Santa Fe, el 25 de diciembre de 1960.
Fue subcampeón con Blooming, The Strongest y clasificó a la Libertadores con Real Potosí.

Arquero

Nombre: Marco Moncayo
Fecha de nacimiento: 28/06/82, en Potosí
Clubes: Real Potosí, San Lorenzo y Nacional.
Características: Va bien en el juego aéreo.

Volante

Nombre: Maximiliano Andrada
Fecha de nacimiento: 05/10/85 en Argentina
Clubes: Nacional Potosí
Características: Marca y se proyecta con oficio.

De perfil...

Nacional Potosí

Nombre: Club Atlético Nacional Potosí.
Fecha de fundación: 8 de Abril de 1942, en barrio San Juan.
Títulos en la Asociación de Fútbol de Potosí: 1950, 1952, 1953, 1962, 1975, 2004, 2005, 2006 y 2007.
Presidente: Emilio Alave Marino, desde el año 2004.

Copa Simon Bolivar Primera Final: Guabira 2 - Nacional Potosi 1


El Deber

Aunque los tres puntos se quedan en casa, que era lo importante, Guabirá dejó mucho que desear ayer en Montero, cuando por 2-1 superó a Atlético Nacional Potosí, en la primera final de la Copa Simón Bolívar. De esta manera, los azucareros dieron el primer paso en procura de alcanzar el objetivo final, que es el ascenso a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.
El colombiano Guillermo Agudelo anotó los dos goles del plantel rojo (9' y 34'), mientras que el cruceño Ernesto Cabello marcó el tanto del descuento a los 93 minutos para los visitantes. Los tres puntos conseguidos le permiten a Guabirá viajar a Potosí el próximo fin de semana a jugar la revancha, donde le bastará un empate para consagrarse campeón de la Copa y ascender directamente a la Liga. De perder deberá jugar un tercer partido en una cancha neutral, que podría ser el estadio Patria, de Sucre, o el Félix Capriles, de Cochabamba.
El cuadro norteño tomó la iniciativa del partido y de inmediato, en base a velocidad, comenzó a desgastar al cuadro potosino, cuyos jugadores sintieron la elevada temperatura que alcanzó los 34 grados. Producto de la presión ejercida llegó el primer gol del partido (9') tras un remate de Agudelo, que contó con la complicidad del arquero Moncayo.
El partido era intenso, pero desordenado, pues Ronald Justiniano fallaba mucho en la entrega de balones, mientras que Uriona y Menacho nada podían hacer para vulnerar la defensa potosina. Los rojos querían más goles, pero no podían; mientras que los visitantes apostaban al contragolpe con Cabello, que fue el que manejó los hilos de su equipo.
Cuando el público se impacientaba, una jugada rápida por derecha permitió a Elvis Uriona meter un pelotazo a las espaldas de los zagueros potosinos, que fue recibido por Agudelo, que tras un amague pateó y en el trayecto la pelota se desvió en un rival, engañando así a Moncayo (34').
Desde ahí bajó el ritmo del partido y de eso se dio cuenta el DT azucarero, Ricardo Fontana, que en el entretiempo intentó componer las cosas pero no sirvió de nada. En el complemento el partido decayó mucho más y fue por eso que sacó a Justiniano y metió a Subirana, luego Angola entró por Menacho y finalmente Salces por Sejas. Los cambios no cambiaron en nada el encuentro y las rechiflas comenzaron a llegar por parte del público, que desconocía totalmente a su equipo, sin ambición ofensiva.
Mientras Fontana se tironeaba los ‘pocos’ cabellos que le quedan, sus dirigidos no reaccionaban, lo que permitió a los visitantes tomar el control del juego y jugar a placer del mediocampo para arriba, durante todo el segundo tiempo. Aunque el dominio de los potosinos era claro, fue improductivo, ya que recién en el tercer minuto de descuento (93’) lograron abrir el marcador, tras un tiro libre de Cabello, que el arquero norteño, Yadín Salazar, escapó. No había tiempo para más, pues tras el saque Aguilera dio por finalizado el encuentro.

Los técnicos

Jugamos mal, el equipo no tuvo iniciativa, nos faltó más actitud y muchas ganas
Ricardo Fontana / DT de Guabirá

Con lo demostrado hoy, estoy seguro de que llegaremos al profesionalismo
Víctor Hugo Andrada / DT de Nal. Potosí

Al ángulo

Hicieron ‘su agosto’
La expectativa por el partido entre Guabirá y Nacional Potosí; despertó a los revendedores de entradas, que minutos antes del partido vendían las mismas al doble de lo que costaba para cada sector, ya que en las boleterías se habían terminado. La Policía realizó operativos, pero sin fortuna.

No pudo llegar Ortubé
Por problemas en las combinaciones aéreas Marcelo Ortubé, que estaba designado para dirigir el partido de ayer, no pudo llegar a tiempo. Ante esta imposibilidad el cuarto juez, Hebert Aguilera, tuvo que dirigir el encuentro.

Agua por el calor
La alta temperatura registrada ayer, hizo que el árbitro principal detuviera el partido a los 40 minutos del primer tiempo para que los jugadores de ambos equipos se refresquen tomando agua.

Poleras mangas largas
La falta de previsión hizo sufrir a los jugadores de Nacional Potosí que, debido a que no tenían un juego de poleras mangas cortas, tuvieron que jugar con las de mangas largas, lo que hizo que se deshidraten más por el intenso calor que había.

Expulsado por pelear
El arquero suplente del equipo visitante, Romel Mendoza, se dedicó a insultar a la tribuna y al final del primer tiempo se agarró a puñetes, primero con un delegado de Guabirá y luego, cuando ya estaban en el camarín, con Martín Menacho. El juez expulsó al suplente, ante el reclamo del DT potosino que pedía se expulse también a Menacho.

Al punto


Lo bueno
La cantidad de público que copó la capacidad del estadio Gilberto Parada de Montero, dando así un total apoyo al equipo local, que salió victorioso de la primera final de la Copa Simón Bolívar.

Lo malo
Algunos jugadores de Nacional Potosí se dedicaron a insultar a la gente de las tribunas, provocando así que los hinchas reaccionen y que arrojen contra los jugadores botellas de plástico vacías.

El dato

El DT rojo, Ricardo Fontana, podrá contar con todos sus jugadores para el partido revancha, ya que ni uno de los que están en capilla vio la amarilla

Las frases

“Demostramos que podemos y en Potosí la historia será muy diferente”
Alejandro Demiquel / Jugador de Nal. Potosí

“Por suerte llegaron los dos goles, porque el equipo jugó muy mal”
Guillermo Agudelo / Jugador de Guabirá

“El calor jugó su parte, pero en Potosí ellos no correrán como acá”
Ernesto Cabello / Jugador de Nal. Potosí

Seguridad impecable
Algo más de 500 efectivos policiales tuvieron a su cargo el control de la seguridad en el estadio Gilberto Parada de Montero, tarea que se desarrolló dentro de los límites de lo aceptable, ya que no hubo disturbios, donde su presencia haya sido requerida.
Para apoyar a la guarnición de Montero, desde Santa Cruz se enviaron 50 efectivos policiales, que estuvieron a cargo del coronel Piérola, que personalmente supervisó las incidencias del encuentro.
El único momento de tensión que hubo, se registró cuando al inicio del segundo tiempo, el arquero suplente de la visita tuvo que ser escoltado por los efectivos al camarín, al haber sido expulsado del encuentro. Además evitar que los suplentes de la visita insulten al público que estaba en las graderías del sector de preferencia.
Los anillos de seguridad dispuestos para el ingreso del público y la restricción de la circulación a los motorizados brindó la seguridad necesaria para los espectadores.

domingo, 18 de noviembre de 2007

Guabirá recibe hoy a Nacional Potosí en la "Caldera del diablo"

11 MIL PERSONAS: La directiva de Guabirá espera que las 11 mil entradas sean agotadas, tomando en cuenta la expectativa que ha generado el partido de hoy. EL FAVORITO: No sólo por su condición de local, sino también por el apoyo de su público el equipo "azucarero" aparece como el gran favorito a ganar los tres puntos.

Nacional Potosí, la gran revelación de la Copa "Simón Bolívar" 2007, visitará ésta tarde uno de los escenarios más complicados de Bolivia, cuando desde las 15:30 enfrente a Guabirá en la misma "caldera del diablo".
Ambos equipos, intentarán por todos los medios inclinar la balanza a su favor, en procura de conseguir el anhelado ascenso directo a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.
Los "azucareros", parten con la ventaja de jugar en su propio reducto, que a resultado ser inexpugnable para todo equipo visitante. El plantel dirigido por el "Tano" Fontana, tendrá además el aliento de más de 11 mil personas que "pintaran" de rojo el estadio de Montero.
Pese a las ausencias del zaguero Gilberto Ayala y del volante ofensivo Freddy Chispas, el equipo de Guabirá aparece como el gran favorito a ganar ésta primera final. Primero por su localía y segundo por la contundencia con la que ha despachado a sus rivales de turno.
Sin embargo, al frente tendrá al mejor equipo de ésta Copa "Simón Bolívar", Nacional Potosí que a lo largo de sus 10 presentaciones sólo sufrió una derrota y un empate.
El "equipo del pueblo", contará para hoy con todo su potencial futbolístico, incluido el vital retorno del "Maxi" Andrada, quién se ha convertido en una especie de "equilibrio" en el medio campo.
Sin dejar de ser agresivo, el "Copo" Andrada, apostará a un prolijo trabajo de sus tres hombres de marca en el medio campo (Canalis, Villada y Maximiliano Andrada).
Pero además, volverá a "parar" una sólida defensa, donde el llamado a liderar el grupo será el argentino Rubén Mario Villarreal.
"Para nosotros, la presión comenzará en el campo de ellos, en el que Carlos García y Saúl Montoya serán los primeros que defiendan", señaló desde Santa Cruz, Víctor Hugo Andrada.
"Nosotros nos vamos a jugar la vida mañana (por hoy), la idea es traer por lo menos un empate que nos pondría muy cerca del título. Por ahora, no pensamos en el tercer partido y para ello hoy debemos sumar", acotó.
Nacional Potosí, se encuentra en la ciudad de Santa Cruz desde el pasado viernes, día en el que tuvo una buena práctica de fútbol ante Blooming.

sábado, 17 de noviembre de 2007

Nacional Potosí hizo fútbol ayer frente al plantel de Blooming

POSITIVO: El director técnico Víctor Hugo Andrada quedó satisfecho con el funcionamiento del equipo, que mañana jugará la primera final contra Guabirá.
DESCANSO: El "equipo del pueblo" se tomará hoy un descanso que será aprovechado por los jugadores para observar el partido Argentina vs. Bolivia

Carlos Flores, El Potosí

No podía ser de otra manera. Blooming, uno de los serios candidatos a ganar el hexagonal de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (Lpfb) resultó ayer un sparring sumamente exigente para Nacional Potosí en cotejo amistoso de sólo 40 minutos que se cumplió desde las 15:30 en el complejo deportivo del equipo dirigido técnicamente por el "Facha" Gustavo Domingo Quinteros.
Para muchos, en este tipo de entrenamientos formales el resultado es lo de menos ya que lo más importante es sacar conclusiones sobre el funcionamiento de un equipo.
Al final, el equipo de Blooming hizo prevalecer su mayor oficio, futbolísticamente hablando, y se impuso por la cuenta de 1-0.
Un centro de la "Jirafa" Hernán Boyero fue perfectamente capitalizado por el jugador Jorge Ortiz quien, cerca del minuto 25, venció la resistencia del arquero Marco David Moncayo.

Conclusiones
A través de un contacto telefónico, el "Copito" Víctor Hugo Andrada sacó importantes conclusiones del entrenamiento frente a Blooming.
"Nos sirvió de mucho. Hicimos prácticamente lo mismo que pensamos hacer el domingo frente a Guabirá", destacó.
"Rescato el funcionamiento de todo el equipo. Pude ver un plantel bien parado en todas sus líneas", acotó.
"Hubo un gran despliegue, tanto en defensa como en el medio, donde los tres volantes de contención cumplieron a cabalidad. Además funcionó muy bien el contragolpe, que será una de las armas que utilizaremos en Montero", manifestó Andrada.

Alineación
Por otro lado, la práctica de fútbol frente a Blooming permitió ratificar plenamente el equipo titular para el compromiso de mañana.
Nacional Potosí jugó con Marco Moncayo en el arco, Alejandro Demiquel, Félix Candia, Rubén Villarreal, Aldo Almazán, Maximiliano Andrada, Nicolás Canalis, Germán Villada, Ernesto Cabello, "Carlitos" García y Saúl Montoya.
Víctor Hugo Andrada informó también que el equipo tendrá descanso hoy y que los jugadores observarán por la tarde el partido por las eliminatorias entre las selecciones de Argentina y Bolivia.

Le toca al hincha



Todo está listo para la gran fiesta de mañana en Montero: la música de Jaque Mate, más de 3.000 banderas rojas, las graderías del estadio con los colores de Guabirá y la cancha retocada, para recibir a Nacional Potosí, en la primera final de la Copa Simón Bolívar.
La dirigencia, que espera el respaldo de sus hinchas, quiere despedir al equipo azucarero en su último partido oficial 2007, jugando de local.
Las 11.000 entradas impresas, hechas con un papel y tinta especiales para evitar falsificaciones, se venderán a partir de hoy en Montero y Santa Cruz. Sólo del Ingenio Guabirá llamaron solicitando 500 entradas. “Queremos ver el estadio completamente lleno”, dijo el presidente, Tuffí Aré. La Cooperativa Montero y la secretaría del club atenderán a partir de hoy. En Santa Cruz, las entradas se venderán en la avenida Piraí # 499.
Debido al interés que ha generado este partido (mañana se abrirán las puertas desde las 12:00), la dirigencia aseguró la presencia de 150 efectivos policiales. Además, se ha contratado los servicios de una empresa de seguridad privada para que controle el ingreso de los espectadores.
Si Guabirá gana, la próxima semana viajará a Potosí para ir a buscar la otra mitad del boleto que le asegure el retorno a la Liga.
En la parte media del sector de preferencia se habilitará un palco especial para las autoridades invitadas al partido, entre ellos empresarios que durante todo el año le han puesto el hombro al club.
La música de Jaque Mate está garantizada, al igual que el Camba Florencio, para que la gente que llegue temprano pueda distraerse. El objetivo apunta a colmar de gente todo el estadio para recaudar alrededor de $us 10.000, que servirán para pagar parte del premio prometido a los jugadores si el equipo rojo vuelve a la Liga. La bolsa global es de Bs 100.000 para todo el plantel.
Guabirá debe ganar este domingo para ir con aire fresco a Potosí. La revancha se jugará el siguiente domingo, 25 de noviembre, y si fuera necesaria una tercera final, está por definirse la sede. Nacional Potosí llegó ayer a Santa Cruz y por la tarde jugó un partido amistoso contra Blooming.

viernes, 16 de noviembre de 2007

Guabirá tiene ocho jugadores en “capilla”

Guabirá jugará el partido de ida de la final de la Copa Simón Bolívar con ocho jugadores “en capilla”, con el riesgo de que alguno sufra una amonestación el domingo en Montero que lo deje fuera del choque de vuelta ante Nacional Potosí en la Villa Imperial. Sin embargo, el técnico Ricardo Fontana admitió ayer que de nada servirá “reservar” a esos jugadores si el domingo Guabirá no logra vencer a Nacional Potosí. “No me interesan las tarjetas, tenemos que ganar de local y después lo que venga”, indicó el entrenador.

El reglamento señala que si un futbolista acumula dos amarillas automáticamente queda suspendido por un partido. Guabirá tiene ocho a punto de quedar al margen: Marco López, Ronald y Olvis Justiniano, Guillermo Agudelo, Roly Sejas, Yadín Salazar, Elvis Godoy, Freddy Chispas y Elvis Uriona.

Fontana habló de la necesidad de ganar en Montero a cualquier precio. “No me importa si a Potosí tenemos que ir con medio equipo suspendido, ganando en Montero el resto lo arreglamos”, enfatizó.

Si Guabirá vence de local y Nacional Potosí hace lo propio en su cancha, la convocatoria dice que para definir el título debe haber un partido extra en campo neutral, que puede ser Tarija, Cochabamba o Sucre. La dirigencia “azucarera” se inclina por Tarija o Cochabamba, mientras que los potosinos apuntan a Sucre por la cercanía entre una y otra ciudad; si no la FBF definirá la sede del choque decisivo.

El campeón reemplazará a Destroyers en la Liga y el otro tendrá una segunda chance de ascender jugando partidos de ida y vuelta contra Aurora.

En Nacional Potosí se anuncia la vuelta de Maximiliano Andrada al equipo titular. El hijo menor del técnico no jugó la segunda semifinal frente a Mariscal Braun por doble tarjeta amarilla.

El técnico, Víctor Hugo Andrada, reconoció que Guabirá será un rival de mucho cuidado, pero aun así anticipó que su equipo será más ofensivo que cuando visitó a Real Santa Cruz. “Tenemos que apostar a este partido. Si logramos un empate podemos definir el título en nuestra cancha”, indicó el ex jugador de Blooming.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Copa: primera final será el domingo en Montero

El primer choque final de la Copa Simón Bolívar, entre Guabirá y Nacional Potosí, se jugará el domingo a partir de las 15.30 y será dirigido por el árbitro FIFA René Marcelo Ortubé.

En principio, la programación estaba fijada para el sábado, pero se optó por cambiarla, en virtud de que ese día se cumplirá la tercera fecha de las eliminatorias mundialistas en la que la Selección Boliviana visitará a la argentina.

De acuerdo con la nominación efectuada por el Comité Único Superior de Árbitros de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), a Ortubé le asistirán desde las bandas César Nisthauz y Humberto Paz, todos de La Paz.

Como Nacional Potosí llegó a la final mejor clasificado que Guabirá (cuatro puntos contra tres), el reglamento le otorga el derecho de ser local en el segundo lance, por lo que el primer partido se jugará en Montero.

El conjunto de la Villa Imperial eliminó al paceño Mariscal Braun empatando en La Paz y venciéndolo en Potosí; mientras que el “azucarero” hizo lo propio con el chuquisaqueño Fancesa, por la vía de los penales, tras haber ganado un cotejo y perdido el restante.

El Comité Técnico de la FBF programó el partido de vuelta para el sábado 24.

En la ronda final no se considerará la diferencia de goles, sólo el puntaje, y si hay empate en puntos luego de los dos partidos, habrá un tercero y definitivo en cancha neutral.

El plantel que logre el título ascenderá directamente a la Liga y el subcampeón deberá jugar el ascenso indirecto con Aurora de Cochabamba, que fue penúltimo en el certamen liguero.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Videos de las semifinales de la Simon Bolivar

Los Partidos que dieron la Clasificacion a la gran Final a Guabira y a Nacional Potosi.

La FBF confirmó los horarios y fechas PARA LA FINAL DE LA SIMON BOLIVAR

El Comité Técnico de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) hizo conocer la programación oficial de los dos encuentros entre los equipos de Nacional Potosí y Guabirá por el titulo de la Copa "Simón Bolívar".
Según el fax recibido en la Asociación de Fútbol Potosí (AFP), el primer encuentro se jugará este domingo 18 de noviembre, desde las 15:30, en el estadio "Gilberto Parada" de la ciudad de Montero.
La revancha tendrá lugar el domingo 25 de noviembre y se cumplirá también en el horario de las 15:30 en el viejo estadio "Potosí", ubicado en la calle Sucre.
Asimismo, se reitera que en estos encuentros finales el gol diferencia no tendrá valor alguno y será proclamado campeón el equipo que logre sumar la mayor cantidad de los seis puntos en juego. En caso de haber empate en puntos se forzará a un tercer encuentro que deberá disputarse en cancha neutral.

El "Copo" llevará a 19 jugadores

Respecto al número de jugadores que integraran la delegación de Nacional Potosí que se ausentará a la ciudad de Montero, el cuerpo técnico confirmó que serán un total de 19.
"Vamos a llevar 19 jugadores porque queremos tomar todas los recaudos. Sabemos que Montero es una plaza difícil; además, ellos tienen como aliados a las altas temperaturas y a la humedad", dijo el "Copito" Andrada.
Con relación a lista oficial, indicó que la misma hará conocer luego de la práctica del viernes que se efectuará en el estadio "Víctor Agustín Ugarte", ex "Mario Mercado Vaca Guzmán".
Confirmó también que una de las principales novedades en la conformación del equipo titular será el retorno del jugador Maximiliano Andrada que volverá a cumplir la función de recuperación en el sector del mediocampo.

Guabirá • El paro de transporte cambió los planes del equipo azucarero

El paro de transporte dejó mal parado hoy a Guabirá, a escasos cuatro días de la primera final por la Copa Simón Bolívar frente a Nacional Potosí.
Debido al cierre de carreteras y ante la falta de transporte público, el técnico, Ricardo Fontana, se quedará en Montero con los jugadores de esa ciudad, mientras que el preparador físico, Vagner, dirigirá al otro grupo en Santa Cruz, con una labor nocturna en el Parque Urbano. En ambos lados, el trabajo apuntará a la parte física.
Según Fontana, la jornada prevista para hoy no será normal porque el equipo se entrenará por separado, con una variación en el programa inicial. Mañana, la práctica será en Montero con una sesión de fútbol para definir el equipo titular, del que está descartado el central Gilberto Ayala, por límite de tarjetas. Además, en capilla están siete jugadores, entre ellos el arquero Yadín Salazar, el defensor Elvis Godoy, el volante Guillermo Agudelo y el delantero Elvis Uriona: prácticamente la columna vertebral.
La dirigencia está organizando una cena para este viernes, con el objetivo de recaudar fondos que ayuden a solventar el pago de sueldos y premios al plantel.
La preocupación del cuerpo técnico se centra en las lesiones de Freddy Chispas, José Luis Subirana y Marco López. Las entradas tendrán un incremento de Bs 5.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Copa Simon Bolivar Semifinal: Nacional Potosi 1 - Mariscal Braun 0

Pese a no llenar los ojos del público, Nacional Potosí logró ayer su principal objetivo: clasificó a la final de la Copa "Simón Bolívar" al derrotar por la mínima diferencia a Mariscal Braun en cotejo que fue presenciado por más de 7 mil personas que se dieron cita al viejo pero legendario estadio de la calle Sucre.
El equipo del "Copito" Andrada no fue la "aplanadora" de otras ocasiones; es más, le costó encontrar el rumbo del partido e imponer su juego ante un rival que le achicó muy bien los espacios.

Gol tempranero
Cuando Nacional Potosí no había hecho los méritos suficientes, llegó de manera sorpresiva la apertura de la cuenta que se produjo con balón parado.
Corría el minuto 10 del primer tiempo cuando el árbitro Iván Gamboa sancionó una falta a 30 metros del arco defendido por el colombiano Harvey Ballesteros.
Ernesto Cabello fue el responsable de cobrar el tiro libre y lo hizo con un remate fuerte que pasó por entre varios jugadores y se metió en el arco de Ballesteros 1-0.
Con el gol tempranero, parecía que se venía la goleada pero no fue así. Nacional Potosí mejoró su producción de juego, tanto que la visita sólo se limitó a defenderse, pero no tuvo la contundencia de otros encuentros.
Pese a ello, fue el "equipo del pueblo" el que estuvo más cerca del segundo gol antes de la conclusión del primer tiempo.

El complemento
En el segundo tiempo, Mariscal Braun soltó amarras y empezó a crear peligro sobre el arco de Marco David Moncayo quien respondió con solvencia cuando fue exigido. Nacional tuvo en los pies de Carlitos García la ocasión de ampliar el marcador pero una oportuna intervención de Ballesteros acalló el grito de gol.
Por el lado de Braun, Olber Montes estrelló un balón en el travesaño a los 18 minutos de juego. Sobre el final, Saúl Montoya se perdió una de las últimas opciones para asegurar el triunfo que no corrió riesgo alguno después de la expulsión del "Chamaco" Montes.

La palabra de los técnicos
Víctor Hugo Andrada DT Nacional Potosí : "El equipo no jugó como tenía que jugar" No me gustó porque creo que el equipo no jugó como tenía que jugar, no por poner excusas, pero de repente afectó el hecho de tener a tantos jugadores condicionados: de los 11 que jugaron, nueve tenían a una tarjeta amarilla y quizás la mayoría se cuidó para la final. Creo que nos relajamos un poquito con el empate obtenido en La Paz. Sólo me quedo conforme con la victoria que nos coloca en la final.
Guido Morales DT Marical Braun : "El arbitraje estuvo muy parcializado" Creo que Nacional Potosí tuvo la suerte de conseguir el gol con balón parado, después ustedes fueron testigos que ellos no jugaron bien. Nosotros respetamos mucho al rival en el primer tiempo, en el segundo las cosas cambiaron y estuvimos cerca del empate.
Además, el arbitraje fue muy parcializado pero, en fin, me voy conforme con le hecho hasta aquí ya que tenemos jugadores muy jóvenes.

Comentario de los protagonistas
Ernesto Cabello - Volante ofensivo de Nacional Potosí : Yo creo que lo importante es estar en la otra fase y ahora debemos trabajar más para enfrentar a Guabirá. Todos sabemos lo difícil que serán estos partidos porque ellos tienen un rival muy experimentado. El gol lo dedico a toda la gente que hoy nos vino a apoyar.
Harvey Ballesteros - Arquero de Mariscal Braun : Nos vamos muy tristes ya que no se pudo conseguir la clasificación. De nada sirve en lo personal haber hecho un buen partido si igual nos vamos con las manos vacías. Ahora debemos pensar en el siguiente año, ojalá pueda quedarme porque estoy agradecido a este equipo que me abrió las puertas en Bolivia.

La figura del partido
Rubén Villarreal : Una de las fortalezas que tuvo el equipo de Nacional Potosí fue su solidez en la zona defensiva y para ello fue vital no sólo el rendimiento sino también la experiencia de Rubén Villareal.
El "Villa" estuvo acertado en los 90 minutos, defendió de manera impecable y, como ya es costumbre, empujó a su equipo desde la defensa, donde hizo una sociedad exitosa con Félix Candia y por momentos con Germán Villada.

El árbitro - Buena actuación
El árbitro cochabambino Iván Gamboa tuvo una buena actuación en el cotejo entre los equipos de Nacional Potosí y Mariscal Braun. Pese a que la visita se quedó de parcialización con el dueño de casa, su labor no influyó en el resultado final. Estuvo acertado en la expulsión de Olber Montes por doble tarjeta amarilla.
Lo criticable fue que a momentos dejó jugar con mucha fuerza. Debido a ello, jugadores como Montoya, García y Canalis en Nacional Potosí resultaron muy golpeados.

Copa Simon Bolivar Semifinal: Fancesa 1 (3) - Guabira 0 (4)




Sólo esperaban el pitazo final del árbitro, unos pocos para festejar y más de 12.000 aficionados para confirmar su decepción, pero todos esos sentimientos se volcaron en el momento menos pensado, cuando Jimber Osinaga sorprendió a todos anotando el 1 a 0 en el minuto 90 del encuentro. Fancesa había resucitado, asestando un duro golpe en la autoestima de los jugadores de Guabirá, que con el empate estaban logrando su clasificación a la final de la Copa Simón Bolívar sin pasar calores. Fue el momento más crítico para los rojos, que sintieron el desvanecimiento de su objetivo en un abrir y cerrar de ojos.
Desde el principio el panorama se pintó más colorido para Guabirá, que tenía dos opciones: ganar o empatar, mientras que al local sólo le servía ganar y, en la previa, tuvo que ‘luchar’ con la falta de confianza de sus hinchas y la exigencia de los mismos de avanzar a la final, para no quedarse sin fútbol. Antes ya se habían decepcionado, porque Universitario no logró meterse en el hexagonal final de la Liga.
Ayer por la tarde, mientras la gente hacía fila para ingresar en el estadio Patria, en los camarines los equipos se mentalizaban para imponer su juego. Los locales lucían más aguerridos y dispuestos a todo con tal de ganar, mientras que los ‘azucareros’ siempre mostraron seguridad para cumplir su objetivo. Pero esa seguridad fue un arma de doble filo, porque durante el juego y por algunos pasajes los rojos pecaron de exceso de confianza. Tuvieron opciones para sacar ventaja en los pies de los delanteros Martín Menacho, Elvis Uriona y del volante Guillermo Agudelo, pero no concretaron.
Hasta el final de la primera etapa, ninguno de los equipos y menos los técnicos sentían que estaban haciendo bien las cosas, por eso fue necesario una llamada de atención. Mientras Fontana recalcó los errores de sus equipo e indicó cómo solucionarlos, Cueto trabajó psicológicamente lanzando frases motivadoras. “Tenemos que recordar que estamos jugando de visitante y debemos dominar el balón, no podemos regalarlo. Ahora tendremos el viento a favor, debemos tranquilizarnos y buscar la forma de llegar al arco”, decía Fontana ante el silencio adormecedor de sus dirigidos. “Vamos a salir a ganar, es nuestra última oportunidad y podemos lograrlo”, recalcó enfáticamente Cueto, en medio de otras fases de aliento de los jugadores.
Con errores en el ataque y aciertos en la recuperación del balón, Guabirá estaba logrando su cometido, pero no tomó en cuenta que el DT Cueto se jugaría su última carta. En las radios locales y también en la tribuna pedían el ingreso de Jimber Osinaga, y el técnico lo metió (83'), sin saber que él sería el autor del 1-0 (90'), para complicar a Guabirá.
Los más de 300 hinchas norteños, la banca de suplente y los jugadores en cancha sintieron un bajón que se reflejaba en sus rostros, pálidos y desconcertados. Había llegado el momento de enfrentar lo que no querían y no habían ensayado, los penales. Esta vez era en serio, pero recordó aquella faceta curiosa en la que Guabirá falló intencionalmente los penales ante Mariscal Braun, en Montero, porque querían perder y avanzar como mejor perdedor. Así fue, lo tomaron muy en serio, pero no pudieron evitar los errores, que los pusieron en vilo. Godoy fue el primero en fallar y luego, cuando tenía en sus pies la victoria, Justiniano también mandó el balón fuera. Por suerte para ellos, los ‘Diablos Rojos’ recibieron una manito del cielo y Vildoso, de Fancesa, falló su tiro, y el paraguayo Ayala, que no había sido incluido entre los cinco mejores rematadores de penales, fusiló y desató el festejo de los montereños. La tensión pasó y los rostros volvieron a iluminarse; Ayala enloqueció y lanzó a los hinchas su camiseta y su short, quedando en paños menores, mientras se confundía en el festejo de sus compañeros.


Gran festejo en Montero
La hinchada azucarera en Montero estaba atenta a los relatos en la radio Mundial y en la Integración, que transmitieron en directo los incidentes del partido entre Fancesa y Guabirá. Una vez que anunciaron que el rojo había ganado con gol de Gilberto Ayala por 4-3, en el sexto tiro penal, se ‘lanzaron' a la plaza 2 de Diciembre para festejar la clasificación para la final.
Muchas personas admitieron que sufrieron cuando los radialistas relataban que Guabirá había perdido en los 90 minutos y deliraron a medida que se iban lanzando los penales, pero al final festejaron.
“Que manera de sufrir, pero ya pasó y ahora vamos por el ascenso”, dijo contento don Mario Veizaga, hincha que encabezó la caravana de vehículos que hicieron bulla por la ciudad y terminaron en la plaza.
La fiesta también se armó con la parcialidad roja en Sucre, aunque lo lamentable fue que una de las tres flotas de la empresa Unificado, contratada por el club y que partió desde Montero, tuvo desperfectos mecánicos y se quedó en medio camino, a unos 20 kilómetros antes de Aiquile.
Los periodistas de radio Mundial e Integración (que estaban en la flota) tuvieron que pagar dos expresos, cada uno de Bs 400, para llegar a tiempo y transmitir el compromiso.

Tiro libre

Encuentro de amigos
El defensor paraguayo de Fancesa Sergio Arriola aprovechó que el técnico, Richard Cueto, dio libre al plantel la mañana de ayer para visitar a sus amigos de Guabirá. Llegó al residencial Bolivia y compartió charla y un infaltable tereré con Gilberto Ayala, Elvis Godoy y Miguel Reyes.

Cena roja en Montero
Los dirigentes de Guabirá tienen programado para este viernes, antes del primer partido para la final, llevar adelante una cena. El objetivo es recaudar fondos para los premios de los jugadores, si logran el ansiado ascenso. Por otra parte, las entradas para el partido de local comenzarán a venderse desde mañana.

Hubo un desmayo
Minutos antes de iniciarse el partido se provocó un revuelo en la curva que estaba una reducida barra de Guabirá (foto), todo porque uno de los aficionados se desmayó. Según comentaristas de las radios, se trató de una hincha rojo que había llegado a Sucre el sábado y bebió demasiado.

Jugó con un parche
Sergio Arriola, en un encontronazo con un rival, sufrió un fuerte golpe en la cabeza y se rehusó salir. El defensor paraguayo jugó desde el primer tiempo con un parche en la cabeza, pues se había producido un corte, del que costó parar la hemorragia. En varias ocasiones tuvo que salir de la cancha para cambiarle la venda.

Los técnicos

En el cómputo final Guabirá fue superior a Fancesa. En casa goleamos y hoy (ayer) perdimos por un error
Ricardo Fontana / DT de Guabirá

Los muchachos dieron su mayor esfuerzo para tratar de clasificarnos. Los penales son una lotería
Richard Cueto / DT de fancesa

El dato

El que pierda la final de la Simón Bolívar tendrá la chance de ascender en la disputa por el descenso indirecto contra Aurora

Las frases

“Sufrimos en los penales. Tuvimos a toda la gente en contra”
Roly Sejas /Volante de Guabirá

“Dejamos todo en la cancha, creo que eso quedó demostrado”
Antonio Palacios / Delantero de Fancesa

“El triunfo es para la gente sufrida de Montero que vino a apoyarnos”
Gilberto Ayala / Defensor de Guabirá

Penales

FANCESA (3)
1 Palacios Marcó
2 Chávez Marcó
3 Callejas Falló (al parante)
4 Salas Marcó
5 Da Silva Falló (al costado)
6 Vildoso Falló (al travesaño)

GUABIRÁ (4)
1 Angola Marcó
2 Godoy Falló (arriba del arco)
3 Subirana Marcó
4 Uriona Marcó
5 Justiniano Falló (a la izq. del arco)
6 Ayala Marcó




domingo, 11 de noviembre de 2007

GUABIRA - NACIONAL POTOSI FINAL DE LA COPA SIMON BOLIVAR 2007

FACETAS DEPORTIVAS

Guabirá de Montero y Nacional de Potosí lograron clasificar a las finales de la Copa Simón Bolívar, dejando fuera de competencia a Fancesa de Sucre y Mariscal Braun de La Paz.
Los “azucareros” le habían ganado en el partido de ida a los chuquisaqueños por seis goles a uno, mientras que en el compromiso revancha disputado este domingo en el estadio Patria de Sucre, Fancesa se impuso uno a cero con gol de Osinaga en el último minuto. Al haber igualdad de puntos y no existir el gol diferencia en esta fase del torneo, se fueron a los lanzamientos penales donde Guabirá fue más efectivo logrando imponerse por cuatro a tres y asegurar su boleto a la instancia final del torneo.
En la otra llave, entre Nacional y Mariscal Braun, se había registrado un empate sin goles en el partido de ida disputado en la sede de gobierno, mientras que en el cotejo de vuelta los potosinos se impusieron por la mínima diferencia, el tanto lo anotó Ernesto Cabello.
De acuerdo a reglamento el mejor clasificado a la final tendrá la posibilidad de ser local en la revancha, por lo que el primer partido para definir al campeón de la Copa Simón Bolívar se disputará en la ciudad de Montero.
El ganador del título ascenderá directamente a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano y el subcampeón jugará el indirecto con Aurora.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Fancesa hará respetar su casa

El equipo cumplió ayer una buena práctica de fútbol y cerró una sesión de tiros penales

Sucre / CORREO DEL SUR

Los jugadores de Fancesa están convencidos en hacer prevalecer su condición de local frente a Guabirá, cuando ambos disputen mañana domingo el partido revancha de la fase semifinal de la Copa Simón Bolívar desde las 15:30 en el estadio Patria, donde lo único que le sirve al equipo local es ganar para forzar a los lanzamientos penales.
Para ello, el estratega Richard Cueto ordenó una sesión de remates desde el punto penal al final de la práctica vespertina de ayer, en la que los jugadores no estaban con la mejor puntería.
Empero, la práctica de fútbol fue más fructífera. Se observó un juego dinámico y efectivo, con muchos goles convertidos por la dupla Palacio-Da Silva, y con la mayor concentración posible en todas las líneas.
"Es una final para nosotros que hay que asumirla con mucha responsabilidad", señaló el defensor Gonzalo Manjón, al indicar que el plantel está motivado, tanto por la necesidad de ganar el partido, como por el sueño de alcanzar la Liga por sus propios méritos.

NO DESCONCENTRARSE
Parte de esa responsabilidad pasa por no desconcentrarse en ningún momento, en ese marco, Cueto adelantó que tendrán especial cuidado en jugadas de balón detenido, pero no desplegarán marca específica, sino, se dedicarán a cumplir su tarea en base a lo planificado.
"Creo que tenemos que abocarnos a nuestro trabajo, debemos desarrollar bien el partido, trabajarlo y mantener nuestro ritmo, creo que los jugadores lo han asimilado", enfatizó el técnico.
Cueto alineó el mismo equipo que desde hace tres días practicó en las sesiones de fútbol. De no mediar inconvenientes en su última jornada de trabajo a realizarla hoy en el Bosquecillo, Fancesa formaría de la siguiente manera: En el arco Luis Carlos Poquiviquí; en la defensa Roberto Arancibia, Sergio Arriola, Marcelo Chávez y Gonzalo Manjón; en el mediocampo Edwin Callejas, Celso Peñaranda, Marcelo Vildoso y Herbert Alejandro Mariscal; en la ofensiva Ricardo Modesto Da Silva y Antonio Palacios.

PROTAGONISTAS
Richard Cueto DT. Fancesa : "Creemos en la capacidad de los muchachos, a nivel colectivo y táctico nos estamos parando bien, creo que tenemos que abocarnos a nuestro trabajo, ellos lo han asimilado y al margen de cualquier cosa externa tenemos que concentrarnos en el partido".
Gonzalo Manjón - Defensor : "Nosotros estamos con muchas ganas, creo que estamos trabajando bien a todo nivel. La mentalidad de todos los compañeros es positiva, ahora tenemos que hacer lo nuestro en el campo de juego, poner en la cancha actitud, garra y fuerza".
Marcelo Vildoso - Volante : "Este partido va a ser decisivo, tenemos que dar todo de nosotros, dejar todo en la cancha y sacar el partido a nuestro favor. Sabemos que somos el único equipo de la ciudad en carrera, esperamos que podamos tener apoyo para seguir en carrera y llegar a la Liga".